Una história de amor

Una história de amor

Cuenta la leyenda, que la mayor história de amor jamás contada, aconteció en Úbadat “La Ciudad Encantada”. Ancianos recuerdan, que un trobador llegado del Reino de Granada, en mil batallas curtido y blandiendo en su diestra una espada, divisó a una bella doncella, triste sombra prisionera, en la más alta torre del castillo del malvado Dragón Bocanegra.

Qué divina silueta,

con hilos de seda al viento

Cuál pena maldita

convierte su cara en hielo

El Dragón Bocanegra

su prisionera me hizo

si me amas con pasión

podrás romper el hechizo

El valiente trovador,  sin pensarlo dos veces, en el castillo se adentró.

Peligrosas trampas y obstáculos, con su astucia, sorteó.

Escaramuzas con extrañas criaturas con su espada libró.

Y, hasta que un río de lava, sin dudarlo, atravesó,

pero una difícil prueba final aún le quedaba por afrontar.

Por mil flechas de cupido

es que me dirijía a ti embravecido

libera a mi divina doncella

y al resto de los cautivos

Con nobles sentimientos

ya vinieron caballeros armados

terminando todos ellos

en mi fuego abrasados.

El astuto trovador, al Dragón con ávida charla embaucó.  Sacó de su zamarra un misterioso polvo y lanzándoselo a los ojos al Dragón cegó, y cuando la furia del infierno al joven quiso lanzar, sólo su corazón pudo oir en mil pedazos estallar.

Mi galán, mi salvador,

me has liberado de mi cautiverio

Aunque no sé si saldremos vivos

de ete gigantesco incendio

No os asustéis mi blanca belleza

ni los mágicos seres aquí retenidos

salgamos del Castillo con presteza

que con gran fiesta seremos recibidos

En el bosque todos fueron recibidos con gran pompa y boato, y las Adas del bosque con una hija su amor premiaron.

Para comer perdices os esperamos en estas maravillosas tierras de Baeza, para que podamos compartir nuestra dicha.

Enviar comentario